La actuación arquitectónica no es incompatible con el medio natural llegando a ser necesaria en caso de actuaciones que responden al interés público. Para ello aprovechamos las condiciones locales del clima, las energías renovables , el diseño bioclimático, el paisajismo, etc. con el fin de minimizar el impacto y la huella ecológica de la intervención. En este sentido realizamos: